Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El fin de tu trabajo

Posted by Celia en 27 abril, 2007

    El día del trabajo, no podía dejar de hablar de este tema tan importante que ocupa gran parte de nuestro tiempo y de nuestra vida; porque el tiempo es vida que gastamos o invertimos. Además es irrecuperable.

    Se cuenta la historia de tres hombres que estaban picando piedras y al pasar otro por allí se acerca al primero y le pregunta: tu, ¿ qué haces?, y le responde: no lo ves, picando piedras. Se acerca al segundo y le vuelve a hacer la misma pregunta, a lo que le responde: aquí, ganando dinero. Y cuando pregunta al tercero, este contesta: construyendo una catedral.

    No se como te planteas tu, tu trabajo, pero lo que ennoblece nuestro trabajo es plantearlo como un servicio a los hombres y una forma de dar gloria a Dios. En Colosenses 3:23-24 dice: ” Y todo lo que hagais, hacerlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”. Sea cual sea vuestro trabajo.

    Dios nos ha dado el trabajo para que lo disfrutemos, no como una pesada carga a llevar, el quiere: “… que tu alma se alegre en tu trabajo”. Eclesiastés 2:24. Al contrario de como muchos piensan, el trabajo no es una maldición, pero tristemente si lo son las condiciones laborales que tienen que sufrir algunos. Si no estais de acuerdo, preguntarle a un padre de familia que se queda en el paro si trabajar no es lo que más desea en este mundo, pero tristemente algunas cosas no las valoramos hasta que nos faltan.

   Yo doy gracias a Dios por el trabajo que me ha dado y también por mis padres que son personas muy trabajadoras que me han hecho valorarlo mucho. Pienso que todos podemos disfrutar de nuestro trabajo, porque en realidad muchas veces es cuestión de enfoque. Pero si no es así, también es lícito cambiar de trabajo o de profesión, porque es allí donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo y es importante poder dedicarte a algo que te permita el ejercicio de tus habilidades y que te produzca satisfación. Pero sea lo que sea que hagas busca por encima de todo la voluntad de Dios, porque eso es lo que nos hace realmente felices.

   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: