Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Sueño reparador

Posted by Celia en 12 mayo, 2007

    Hay un refran que dice: ” Las mañanitas de Abril son dulces de dormir y las de Mayo las mejores del año”. Esta primavera estoy disfrutando mucho del sueño, hacía tiempo que no dormía tan bien. Me levanto por la mañana con la sensación de haber descansado, de haber tenido un sueño reparador.

    El sueño es una función biológica muy importante para la salud y la vida de las personas. Cuando no dormimos bien, arrastramos durante el día una sensación de cansancio, ansiedad, intranquilidad, altera nuestro estado de ánimo, sufrimos una perdida de energía, incluso pierdes alegría y te invade una sensación de tristeza.Porque la función del sueño es reparar el organismo para poder seguir la vida en condicciones óptimas.

    Cuando dormimos se regeneran las células, se produce una mayor secreción de algunas hormonas como la del crecimiento, y no se cuantos procesos más se llevan a cabo. La falta de sueño produce una alteración del sistema nervioso. Uno se los factores por los que es dañino dormir menos horas de las que cada persona necesita, es porque disminuye la capacidad de “soñar”, ya que perdemos la oportunidad de liberarnos de muchas cargas y ansiedades de la vida cotidiana. Restringir el sueño es un asunto grave. Nos hace padecer un incremento de estrés, de presión arterial o del nivel de azucar en la sangre. Cuando sufrimos cualquier trastorno del mismo debemos consultar al médico y/o al psicólogo o neurólogo para su tratamiento.

    Son muchas las causas que pueden quitarnos el sueño y la Biblia habla de ellas. Por ejemplo: la responsabilidad, la enfermedad, los dolores, preocupaciones, la vejez, el remordimiento, el enamoramiento, etc. Hay un versículo a cerca del sueño que a mi me gusta mucho y dice:

” En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado”. Salmo 4:8.

    Es la sensación que tienes después de haber dejado en manos de Dios todas tus preocupaciones, responsabilidades, luchas, emociones, etc…, confiando que las has dejado en las manos de Dios, que son las mejores manos. Porque confiamos que Dios siempre va a obrar para nuestro bien. Muchas cosas se escapan de nuestro control, de nuestra competencia, pero no de la de Dios.

    Soñar dormido es muy importante para nuestra salud física; pero soñar despierto es muy importante para nuestra salud emocional y espiritual. ¡¡ Felices sueños !!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: