Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El regalo de la amistad

Posted by Celia en 9 julio, 2007

   El jueves quedé para comer con una amiga en un restaurante francés es un sitio que me gusta mucho, no solo porque es bonito, sino porque a la luz de las velas parece que el tiempo va más despacio, te invita a hablar de aquellas cosas que realmente nos importan, que están en nuestro corazón.

    Mi amiga es una persona muy diferente a mi, su visión de la vida , sus planteamientos y su forma de concebirla es un tanto bohémia, ella es una artista, si, además tiene una escuela de arte. Yo la admiro mucho porque es una persona vanguardista, valiente, atrevida en sus planteamientos y especialmente porque ama mucho a Dios, me gusta escuchar como pasa tiempo consultando con El y buscando dirección para su vida, sus proyectos, su arte.

    Pienso que es bueno, muy bueno tener amigos de diferentes edades, transfondos, culturas y diferente posición social. Porque ese te enriquece mucho como persona, te ayuda a crecer y a madurar en tu forma de pensar, a no encasillarte y ampliar tu horizonte.

    Algo importante de nuestra amistad es que conectamos de corazón a corazón; es esa sensación de que puedes hablar de cualquier cosa con ella y sabes que te entiende, te apoya y si es necesario aportará su punto de vista sobre lo que le cuentas, pero siempre con repeto y amor.

    La verdad es que los buenos amigos son difíciles de encontrar, pero cuando los encuentras son un gran tesoro que hay que cuidar, porque también los puedes perder. La base de la amistad es el amor y cuando pienso en la amistad viene a mi mente la de David y Jonatán, que dice la Biblia que le amaba como a sí mismo. 1 Samuel 18:1.

    No existe el amigo perfecto, todos tenemos defectos y muchas veces no estamos a la altura de las necesidades o expectativas de nuestros amigos, es decir que fallamos y nos fallaran. Pero, ” hierro con hierro se aguza; así el hombre aguza el rostro de su amigo”. Provervios 27:17. Eso es lo importante, perdonar, aprender juntos y ayudarnos a seguir adelante en la vida.

     Un amigo es aquel que entra cuando todos salen, aquel que conoce tus defectos y debilidades y te ama, te acepta, está a tu lado. ” En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia”. Provervios 17:17. Es en los momentos difíciles cuando puedes ver quien son tus verdaderos amigos. También es necesario tener amigos con los que te diviertes, disfrutas y haces todo tipo de locuras.

    Nuestro amigo por excelencia es Jesucristo, ” Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. Juan 15:13. El es el único amigo que nunca falla, que siempre tiene tiempo para escucharnos, poder para ayudarnos y nos acepta con todos nuestros defectos. El propósito de la amistad con Dios es vivir la vida a tope, abundante.

    Tenemos que recordar que la verdadera amistad tiene un precio. Se acaracteriza por dar, aceptar, mostrar amor, sacrificio, estar a lado de, servir, entregar, compartir…. Pero la recompensa es grande, merece la pena pagarlo. Tener buenos amigos es un factor determinante para el bienestar físico y mental. Incluso, según algunos estudios, se ha desmostrado que la amistad no sólo fortalece nuestra salud, sino que aumenta las expectativas de vida.  A mi me resultaría muy difícil vivir sin amigos. Y he podido comprobar que disfrutar de una mistad con Dios me ayuda y capacita para ser mejor amiga de mis amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: