Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

¿ Cómo se mide el éxito ?

Posted by Celia en 13 septiembre, 2007

    Personas que han muerto últimamente, Pavarotti, Umbral, Villalonga y otros que nos dejaron hace más tiempo, Teresa de Calcuta, Gandhi, Marie Curie y un largo etc…., porque son muchos, la lista podria ser muy larga. Han sido personas con éxito en su profesión, hasta el punto que han llegado a ser famosos por lo que han hecho, por su contribución al mundo de la cultura, las artes, las ciencias y a la sociedad.

    Pero, ¿ qué es tener éxito en la vida ? ¿ cómo se mide?, ¿ qué personas son las que triúnfan ?. Muchos de los que han tenido éxito en su vida profesional, no lo han tenido en su vida familiar y personal. ¿ De qué sirve llegar a la cima profesionalmente hablando y perder por el camino a aquellos que siempre han estado a tu lado  y que han pagado un precio demasiado alto para que tu puedas estar ahí ?.

    No sé si alguien, mirando la vida de Jesucrísto diría que tuvo éxito. Nació en un pueblo insignificante, trabajó como carpintero hasta la edad de 30 años y durante tres años fué predicador itinerante. No escribió ni un libro, no tuvo ningún título universitario, no tuvo mujer, ni hijos, ni siquiera una cuenta bancaria. Murió crucificado, abandonado por sus amigos, uno de ellos negó que lo conocia, se burlaron de El haciendole un juicio que fué una pantomima. Los que le crucificaron se echaron a suertes lo único que poseía, sus vestidos. Lo sepultaron en una tumba prestada. Y en pleno siglo XXI tiene miles y millones de seguidores en todo el mundo. ¿ Cómo se mide el éxito?, ¿ Cúal era el fin de su vida ?. En Juan 4:34; 17:4 dice: ” hacer la voluntad de El que me envió y acabar su obra”.

    El éxito es producto del esfuerzo, sacrificio, entrega, de dar la vida por aquello que verdaderamente amas, valoras y crees que merece incluso, si fuese necesario, morir por ello.

    Es importante definir el propósito, el sentido de nuestra vida, teniendo en mente lo que verdaderamente nos importa, las cosas que queremos realizar en la vida. Enfocando cada rol que tenemos ( ya sea el de padre/madre, amigo, empleado/ jefe, hijo, vecino, abuelo/nieto…. ) teniendo en cuenta el ser congruentes con nuestros valores y estar en armonía con nuestros principios.

     Pero que no nos pase como al rico insensato, que después de acumular una inmensa fortuna, cuando ya tenía todo, Dios le dijo: ” Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿ de quien será ?. Así es el que hace para sí tesoro y no es rico para con Dios”. Lucas 12:16-21.  O como dice en Mateo 16:26, ” Porque ¿ qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma ?.

    En mi andadura cristiana, he podido experimentar que lo mejor que uno puede anhelar es que se cumpla el propósito, la voluntad de Dios en mi vida. En algunas áreas su voluntad no ha coincidido con lo que yo hubiese planeado, pero sé que nada ni nadie puede hacerme más feliz que mi propio creador y el vivir día a día la aventura de la fe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: