Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El honor del trabajo

Posted by Celia en 23 noviembre, 2007

    Las Asambleas de Hermanos hemos tenido unas conferencias con el lema: ” Trabajar para ser… o trabajar para tener”. El trabajo ocupa 1/3 de nuestro tiempo y por tanto de nuestra vida, porque de tiempo se compone la vida.

    El trabajo es una bendición de Dios porque nos da un sentido de realización y de propósito. Algunos entienden de manera equivocada que Dios castigó al hombre con el trabajo y no es así, la maldición fue ” el sudor de la frente”, el fastidio, el cansancio que experimentamos a la hora de trabajar.

    El trabajo aporta valiosas cualidades a nuestro carácter, nos enseña responsabilidad, diligencia, perseverancia, sentido de satisfación, de competencia, destreza, sumisión, etc…, en definitiva nos ayuda a madurar. Es el deseo de Dios es que disfrutemos de nuestro trabajo: ” No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo”. Eclesiastés 2:24. El nos ha dotado de dones, talentos, habilidades que cuando las ejercemos producen satisfación. Pero el sentido de la vida no se encuentra en el trabajo, solo se encuentra en Dios. Y en la Biblia que es un manual de vida para nosotros, encontramos muchas indicaciones de como debemos realizar nuestro trabajo.

    Como nos dijo José de Segovia, trabajar es una forma de servir a Dios, de amar, de compartir. El cristiano debe hacerlo todo para su Señor, ante el que tendrá que dar cuentas algún día. Además el trabajo es una esfera de testimonio, para vivir y hablar de nuestra fe a otros. No es necesario ser los primeros, ni ser los mejores para hacer un buen trabajo y reflejar en nuestro comportamiento quienes somos y a quien servimos.

    Me llamó la atención la referencia que hizo al descanso, para un judío es muy importante el shabat, día de descanso y el jubileo, año de descanso. Porque el descanso es una muestra de confianza en Dios, de saber de quien depende nuestra vida, que no es de nuestro trabajo, sino de Dios.

    ¡ Con que facilidad alvidamos estos conceptos ! y nos metemos en la vorágine de la vida, con su filosofía: ” tanto tienes tanto vales”. Y el hombre situa en primer lugar su deseo de enriquecerse. Para conseguirlo muchas veces por el camino piede la salud, la familia y la capacidad de disfrutarlo.

    Pero Dios, que es rico en misericordia ” no da todas las cosas para que las disfrutemos” 1 Timoteo 6:17. Porque no nos olvidemos que todo viene de Dios; ¿ donde has conseguido tu talento, las oportunidades que has tenido en la vida, la salud etc…?. Porque por mucho que el hombre se afane o se esfuerce nada puede hacer si no es por la gracia de Dios. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: