Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Archive for 21 diciembre 2007

Empieza un nuevo año…

Posted by Celia en 21 diciembre, 2007

    Al acabar un año algunos hacen balance de lo que ha sido su vida, de sus logros, sus aciertos y desaciertos, sucesos imprevistos…, de perdidas y ganancias. El paso de un año a otro es un punto de inflexión, un buen momento para hacer cambios y por eso muchas personas se marcan metas a alcanzar y establecen nuevos propósitos para sus vidas. Una buena cosa es convertir en objetivos los problemas que queremos resolver, por ejemplo: dejar de fumar, mejorar una relación conyugal, encontrar un nuevo puesto de trabajo, hacer ejercicio, etc…

    Otros por miedo al fracaso, a enfrentarse a sus limitaciones, por dejadez o que se yo, rehuyen de ponerse metas.

    Seamos de aquellos que nos ponemos metas o no, es importante hacer nuestras las palabras del salmista: “Dios mio, enseñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”. Salmo 90:12.

    Por eso quiero traeros algunas consideraciones que si las tenemos en cuenta pueden hacernos mucho bien.

TIEMPO: Enfoca tus energías hacia las actividades que tu consideras importantes y especialmente a las que durarán para la eternidad.

REALIZACIÓN: La realización más grande en la vida vendrá al descubrir cuáles son tus dones, talentos y habilidades personales y usarlas para edificar a otros y glorificar a Dios. 1Pedro 4:10

SATISFACIÓN: La satisfación viene al vivir rectamente y esforzarse por mejorar la calidad de tus relaciones y tu trabajo. La satisfación es cuestión de calidad, no de cantidad.

FELICIDAD: El concepto de Dios de la felicidad se puede resumir en un proverbio: ” Feliz es el hombre que desea lo que tiene”. Mientras te enfoques en lo que no tienes serás infeliz; pero cuando empieces a apreciar lo que ya tienes, a estar agradecido y no codiciar lo que no tienes entonces, si que serás feliz. 1 Timoteo 6:6-8

DIVERSIÓN: La diversión suele ser algo espontaneo e imprevisto, es muy importante deshacerse de inhibiciones; y si no, que se lo pregunten al rey David. 2 Samuel 6:21-23.

SEGURIDAD: La clave para experimentar seguridad en la vida es depender de las cosas que son eternas, no de las temporales y especialmente depender de Dios.

PAZ: Hay muchas cosas que pueden trastornar tu mundo externo porque no puedes controlar todas tus circunstancias y relaciones. Pero si puedes controlar el mundo interno de tus pensamientos, emociones y voluntad al permitir que la paz de Dios reine en tu corazón todos los días. Podrá haber caos a tu alrededor, pero Dios es más grande que cualquier tormenta. Filipenses 4:6,7

AMOR: He aprendido que el amor no es realmente amor a menos que sea incondicional. Debe fluir de un sentimiento de gratitud y no de una necesidad personal.

    Mis mejores deseos para el 2008

   

Anuncios

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

La Navidad el megáfono de Dios

Posted by Celia en 14 diciembre, 2007

    ¡¡ Feliz Navidad !! ¡¡ Felices fiestas !!, son frases que se repiten amenudo estos días. Para muchos estas fechas son motivo de alegría, pero para otros lo son de tristeza.

    Parece que en Navidad se agudiza el sentimiento de perdida de los seres queridos que ya no están, o que estan lejos; se agudiza el sentimiento de soledad, si, hay muchas personas que están sola todo el año, pero al llegar la Navidad parece que lo están todavía más, toda la familia se reune y ellos o no tienen familia o se llevan mal con ellos y eso les hace sentir muy mal. Por eso la depresión se agrava o se manifiesta de una forma especial en Navidad.

    Las cenas y comidas de empresa se suman a las familiares. La Navidad es un tiempo de excesos, derroche,  compras, fiestas y regalos. Algunos se ponen tristes porque no han recibido el regalo que esperaban, otros sencillamente porque no recibieron ningún regalo, ni una felicitación, ni una llamada y eso le hizo sentir que no son importantes, que en realidad no cuentan para nadie. Otros sufren porque su situación económica no les permite estar a la altura de las circunstancias.

    Adornos navideños, luces de colores, el árbol, las bolas…, villancicos. El jueves al salir de la clase de natación una mujer cantaba villancicos y de repente dijo: la verdad es que no se porque canto, yo no creo en la Navidad. Le pregunté porque y me dijo: porque es un montaje, yo,desde las Navidades pasadas no he visto a mi cuñada y este año nos volveremos a ver, es todo una hipocresía de la que no nos podemos salir. ¡ Hay el belén !, el belén es es que se arma cuando se reune la familia. Dicen que en Navidad es cuando más conflictos familiares hay y es cuando se da el mayor número de suicidios.

    C.S. Lewis dijo que: ” El dolor es el megáfono de Dios”; yo digo que: “La Navidad es el megáfono de Dios”, que todo esto ocurre con un propósito, Dios quiere que nos demos cuenta que lo que celebramos no es la Navidad y que lo que realmente nos falta es Jesucristo.

    A veces pensamos que si estuviera a mi lado mi hijo, esposa/o …etc, sería más feliz, pero  es que cuando estuvo no fuimos más felices, o si me hicieran un regalo, una llamada,… pero cuando nos lo hicieron deseamos otra cosa o si nos llamaron, pensamos en otra persona que no lo hizo. No nos damos cuenta que ni las personas, ni las cosas pueden darnos esa felicidad que tanto anhelamos y buscamos, se encuentra solamente en Jesucristo. El nació en Navidad para que tengamos una familia, ” nos ha hecho miembros de la familia de Dios ” Efesios 2:19, para que no estemos solos; dijo: ” …yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. Mateo 28:20. Núnca nos abandona: ” No te desampararé, ni te dejaré”. Hebreos 13:5. El suplirá nuestras necesidades emocionales o materiales, ” suplirá todo lo que nos falta …” Filipenses 4:19. Jesucristo es el mejor regalo que podemos recibir en Navidad.

    Dios dijo que: ” Más bienaventurado es dar que recibir” . Hechos 20:35. Qué esta Navidad nuestro enfoque sea dar un poquito de calor, de amor, compañía, … a alguien que esté más necesitado que nosotros y compartir lo que tenemos, especialmemte a Cristo que nació en Navidad para que tengamos una vida plena en El.

Posted in Uncategorized | 2 Comments »

No digas “todo” lo que piensas

Posted by Celia en 7 diciembre, 2007

    A muchos de nosotros nos han enseñado que decir todo lo que pensamos va unido a conceptos como sinceridad, nobleza, honestidad, transparencia, …., cuesta entender y asumir que esta premisa no es del todo real.

    ¡ Cuidado!. No estoy diciendo que hay que ser hipócritas y falsos, no. Si no que a la hora de actuar tenemos que utilizar la inteligencia emocional.

    En muchas ocasiones, yo misma, he hecho alarde de mi sinceridad y buenas intenciones al hacer comentarios a otros, que lejos de ayudar a la persona en cuestión le ha hecho mucho daño. A veces vamos dejando heridos por el camino con nuestros comentarios poco acertados. Es con los años y la madurez que te vas dando cuenta que  ” decir siempre lo que pensamos es una barbaridad”. Como dijo Pindaro: ” Muchas veces lo que se calla hace más impresión que lo que se dice”. O dicho de otra manera: ” En ocasiones el silencio habla más fuerte que las palabras”.

    Es todo un arte saber cuando es mejor callarse y cuando es más conveniente hablar. Hemos de ser sensibles y no causar dolor innecesario, sufrimiento inútil y desestabilización de la persona, por expresar todo lo que pensamos.

    Porque más importante que expresar nuestra verdad, que abrirle los ojos al otro que no ve más allá de sus narices, es desarrollar la empatía, la capacidad de sintonizar emocionalmente con los demás. Sentir con otro es cuidar de él y, en este sentido, lo contrario de la empatía sería la antipatía. Así es como resultamos a otros cuando le decimos todo lo que nos viene a la cabeza sin pensar. Y una vez que sueltas las palabras ya no las puedes recoger, por mucho que te arrepientas, el daño está hecho. ” Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz de refrenar todo el cuerpo”, dice Santiago 3:2.

     En proverbios 21:23 dice: “El que guarda su boca y su lengua, Su alma guarda de angustias”. Dice su alma, aunque creo que también la de su prójimo. Por eso pido a Dios que me de lengua de sabios. ” Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oido para que oiga como los sabios”. Isaías 50:4.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »