Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Mejor son dos que uno

Posted by Celia en 8 febrero, 2008

    A mi me encanta vivir sola y mi independencia pero hay momentos en los que echas de menos tener a alguien a tu lado y especialmente cuando estás enferma. El lunes me encontraba mal, muy mal, con unos dolores de estomago terribles, creía que me moría y no tenía a nadie a mi lado. En esos momentos piensas en la familia y amigos, que gracias a Dios, tengo bastantes, pero pensé que ellos no podian quitarme el dolor y lo tenía que sufrir yo, ni si quiera tenía fuerzas para prepararme una manzanilla. En esos momentos vino a mi mente el versículo de Eclesiastés 4:9-12 ” Mejores son dos que uno;…Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ ay del solo ! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante…”.

    Tener a alguien a tu lado en los momentos que estás sufriendo, aunque no haga nada, solo su presencia es un balsamo reparador. Sentirse acompañado, que no estás solo, que alguien está a tu lado, sentirse arropado, protegido, el poder compartir con alguien tu dolor, hace que sea más liviano el sufrimiento.

    La naturaleza humana anhela la compañía, y es natural desear compartir con otros las cargas más pesadas. Es una angustia, una gran aflicción tener que enfrentar los momentos difíciles de la vida solo. Pero también tenemos que estar prepardos porque en algún momento de nuestra vida no tendremos a ” nadie más que a Dios” y El nos dice: ” invocame en el dia de la angustia y te libraré…” Salmo 50:15 y es muy precioso ver la mano de Dios en esos momentos, por eso creo que aveces es bueno y necesario pasar por ellos. Lo difícil es para aquellos que no creen en Dios,  pero los que creemos núnca estamos realmente solos.

    Es importante tener una buena red de amigos, pero también tener una muy buena relación con los vecinos ya lo dice la Biblia, ” Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos” Provervios 27:10, porque en este Madrid en el que las distancias son tan grandes, núnca sabes a que puerta tendrás que llamar , ni lo que vas a necesitar por eso debemos mostrarnos amigos con los demás y estar siempre dispuestos a ayudar y socorrer al necesitado, porque lo que el hombre sembrare eso también segará.

    Yo estoy segura que todos hemos tenido momentos en los que nos hemos sentido muy solos y que nos han hecho valorar más la compañía de otros, si te animas compartelos…, muchas gracias por acompañarme al leer estas lineas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: