Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

¿ Cual es la mejor situación ?

Posted by Celia en 10 abril, 2008

    Hace poco un hombre casado me ha dicho que no me case porque estoy mejor así. La encuestas revelan que la personas solteras no son ni más ni menos felices que las casadas y viceversa. Sin embargo, con frecuencia los solteros envidian a los casados y los casados a los solteros. No existe el estado ideal porque cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Todos tenemos una cuota de infelicidad en uno u otro momento de la vida. Todo el mundo tiene que enfrentar dificultades y resolver problemas.

    Hablando con otro amigo, este se lamenta de que se está haciendo mayor y no se ha casado. Todos sus amigos se han casado y aunque no a todos les ha ido bien, él piensa que es mejor querer y después perder que núnca haber querido, como dice la canción. Eso es un engaño, en primer lugar porque el querer no se limita solo al matrimonio y el divorcio deja secuelas, queramos o no reconocerlo.

    Una vez leí en un libro de Elisabeth Elliot que Dios nos dá el don de la soltería, hasta que nos da el don del matrimonio. Y algunos dones Dios nos los concede por un periodo de tiempo y otros para toda la vida.

    A veces queremos saber la voluntad de Dios para nuestra vida en este aspecto, especialmente los que estamos solteros y no nos damos cuenta que  no lo podemos saber. Tenemos que vivir un día a la vez porque Dios nos revela su voluntad de manera progresiva, según vamos dando pasos, El nos muestra el camino por el que debemos andar. Salmo 32:8. Tanto permanecer soltero como casarse debe responder a la guía de Dios, confiando en que Dios es soberano y tiene lo mejor para nosotros. El nos conoce intimamente y nos ama como nadie podrá hacerlo jamás.

    Algunos piensan que cuando se casan ya se terminan las tentaciones de la carne, pero nada hay más lejos de la realidad. Solo la firmeza y la gracia de Dios son suficientes para vencer las debilidades naturales de la carne y el que no ha aprendido a contenerse siendo soltero, encontrará grandes dificultades para hacerlo estando casado. Porque muchas veces el ser humano desea lo que no tiene.

    Si queremos ser más felices y disfrutar de una vida más plena debemos identificar las creencias erroneas que tenemos, apreciar todo lo bueno de la situación que nos toca vivir y valorar lo que somos dando gracias a Dios por todos los dones y talentos que nos a dado. También podemos trabajar aquellas áreas de nuestras vidas o nuestras relaciones que no nos gustan tanto, pero si no estamos dispuestos tampoco nos lamentemos de nuestros problemas. Por encima de todo es necesario: ” apender a contentase, cualquiera que sea nuestra situación”. Filipenses 4:11 que es una actitud del corazón y de confianza en  Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: