Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El celo que produce llamas

Posted by Celia en 12 junio, 2008

    El miercoles cuando iba para participar en el programa de radio al bajar del tren, en la ventanilla del vagón ví una pegatina que decía: ” La única manera que la iglesia alumbre es ardiendo”. La verdad es que me impactó, porque creo que no lo decía en el buen sentido de la palabra.

    Pero es cierto que si nuestro corazón no arde con una pasión viva por Dios y sus intereses, dificilmente vamos a ser luz al mundo. Como dijo Jesucristo de Juan el Bautista: ” El era antorcha que ardía y alumbraba”. Juan 5:35.

    Otros muchos hombres de Dios han mostrado el mismo deseo ardiente de agradar a Dios. Juan Wesley fue un hombre con un gran celo por Dios y dijo: ” Dadme cien hombres que amen a Dios con todo su corazón, que no teman sino al pecado y cambiaré el mundo”.

    Dios necesita hombres y mujeres completamente entregados al control del Espírtu Santo. Que sea cual sea su situación, rico o pobre, sano o enfermo, inteligente o torpe,…solamente viva para agradar a Dios. Y como alguién dijo: ” Igual que la lampara ha sido hecha para arder, y si se consume ardiendo, solamente ha hecho aquello para lo cual Dios la designó”. Es decir que debemos estar dispuesto a pagar el precio, aunque en ello nos vaya la vida.

     Los cristianos somos como las estrellas, tenemos que brillar en un cielo oscuro, en un mundo en tinieblas, pero no con luz propia sino con la luz de Dios. Por eso debemos saturarnos con el aceite del Espíritu para que nuestra llama no se estinga.

    La vida cristiana es para ser vivida intensamente, sin mediocridades. No debemos permitir que la vida se nos pase sin ser vivida, sin disfrutar de esa vida abundante y plena que Dios tiene reservada para aquellos que tienen fe en El, que se entregan sin reservas a su causa, porque no hay una causa mejor en la que invertir la vida. Yo le ruego a Dios que use mi vida para su gloria, que cuente para la eternidad.

Anuncios

2 comentarios to “El celo que produce llamas”

  1. Lisi said

    Me alegro de haber sido testigo ya de lo mucho que sí que ha contado tu vida hasta el día de hoy y cómo siempre te has empeñado en agradar al Señor.

    Últimamente medito mucho en esto, de cómo enfocar mi vida en Dios mismo y tener pasión por él, no solamente por su trabajo, o por sus resultados en mi vida, etc.

  2. Eva said

    “en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo.” (Fil 2:15) Gran reto para cada persona que se llama cristiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: