Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Estar al lado del que sufre

Posted by Celia en 17 julio, 2008

    El miercoles acompañé a una amiga a firmar su divorcio. Fué algo tan frio, en la sala mientras esperabamos para la firma intenté sacar algún tema de conversación pero no era fácil. Allí estaba yo con dos personas que habian decidido poner punto y final a su relación. Ella no queria divorciarse y estaba dispuesta a volver a intentarlo, pero a él se le había acabado la pasión, sus sentimientos hacia ella habian cambiado. Ella se sentía muy triste, abandonada, desesperada, tratando de contener las lágrimas y buscando el último resquicio donde agarrarse.

    Después de la firma fuimos a tomar un café y de sus ojos salia un torrente de lágrimas, preguntandose:  ¿ porqué ?, ¿ que he hecho mal?. su impotencia y su sensación de fracaso eran muy grandes, ” es mi segundo fracaso, no lo puedo entender”. Yo estaba a su lado e intenté ser su paño de lágrimas, darle consuelo y esperanza. Ella fué abriendome diferentes capítulos de su vida, buscaba ser comprendida, amada. Me preguntó: ” ¿ todavía soy atractiva?, ¿ quién me va a querer a mi ahora después de esto?. Todavía recordaba las palabras de su primer marido: ” nadie te va a querer con un hijo”. Hay palabras que penetran en nuestro ser como cuchillos, abrirendonos una herida difícil de cicatrizar.

    Dicen que las cargas, el dolor, entre dos se lleva mejor, ” Mejores son dos que uno…, Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante”. Eclesiastés 4:9,10. Es  muy importante que cuando el dolor es grande tenga lugar una catarsis, que podamos sacar todo lo que llevamos dentro, y después sientes el alivio de haberte quitado una carga de encima, un peso. En esos momentos en los que no eres capaz de ver la luz al final del tunel es muy bueno tener al lado a alguien que te acompañe, te aliente, te haga ver todo lo bueno que hay en ti, todas las posibilidades que tienes y que te ayude a fijar tus ojos en Cristo, en el único que te puede hacer caminar sobre las aguas, aunque la tormenta ruga a tu alrededor.

    A veces no entendemos muchas cosas que ocurren en nuestras vidas e intentamos relacionar unos hecho con otro buscando respuestas, pero aún así tenemos que confiar en Dios, ir a El, dejarnos abrazar y consolar por nuestro Padre celestial. Ella me dijo; ” no sabes las veces que le he pedido a Dios que esto no ocurriera, que no llegaramos al divorcio”. ¿ Qué podía decile yo?, no se porque Dios lo ha permitido, solo El lo sabe y quizás algún día te lo muestre a ti también. Pero confía, El te ama y tiene lo mejor para ti, ahora tienes que descubrirlo.

    Las experiencias que pasamos en la vida nos forman o nos deforman, todo depende de como las encajemos; pueden ser un peldaño más a subir o un escalón de tropiezo. ” Te haré entender y te enseñaré el camino que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos”. Salmo 32:8. Confía en mi, nos dice Dios.

Una respuesta to “Estar al lado del que sufre”

  1. Juan Runque said

    Esperanza para tu amiga, siempre digo que la esperanza es algo bueno, quizas lo mejor y lo bueno nunca muere. “Mejores son dos que uno…, Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante”. Eclesiastés 4:9,10 Sin embargo estar solo a veces es mejor, dice un dicho que mejor solo que mal acompañado. Con el tiempo te das cuenta que la soledad no es del todo mala, aprendes a conocerla, a vivir con ella, a conocerte mejor a su lado y sobre todo y lo más importante que he aprendido de la soledad es que me acepta como soy, sin prejuicios. En una canción de R. Arjona el dice que tuvo unos amigos, una novia y un perro; los amigos y la novia se fueron, solo le quedó el perro que no tiene prejuicios y lo acepta como es. Pues así ocurre con la soledad. La gente esta llena de prejuicios y es muy cierto tal como lo dice el poeta Ramón Ortega en “Verdades Amargas”. Ánimo para tu amiga, exitos para ambas!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: