Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

La cara es el espejo del alma

Posted by Celia en 29 julio, 2008

    Cuantas veces hemos oido la expresión: ” La cara es el espejo del alma”. Ayer la volví a escuchar de los labios de una chica muy guapa en un programa de televisión. Es evidente que esa frase no está relacionada con lo guapa o fea que es una persona, como es sabido por todos, nos está deciendo que la cara es como un espejo que refleja como estamos interiormente, ya sea emocional, física e incluso espiritualmente. Si estamos enfermos, nos cambia el color de la cara, los gestos de dolor se manifiestan, la expresión cambia. Si no dormimos bien, se acentuan las ojeras y aparecen los signos de cansancio. Si estamos alegres, se dibuja ena sonrisa en la cara y el brillo de nuestros ojos es muy diferente a cuando estamos tristes. Tengo una amiga que me dice muchas veces que a nosotras se nos nota enseguida como estamos y que solo hay que mirarnos a la cara.

    Es que con la cara, la mirada, el gesto…., y sin abrir la boca comunicamos muchas cosas. El miercoles de la semana pasada estuve comiendo en casa de una amiga, a la hora del café, llegó su hermano y se sentó con nosotras a tomra café y a charlar. En la conversación salieron muchos temas, pero al final acabamos hablando de Dios y nuestra necesidad espiritual. Pero yo, de vez en cuando miraba la cara de mi amiga para saber si podía continuar y profundizar en el tema o debía dejarlo pasar. ¿ Por qué?, sencillamente, porque ella conoce a su hermano y sabe lo receptivo o contrario que es a hablar de ese tema y yo no quería molestarlo.

    Uno de los grandes secretos de belleza es cuidar y alimentar nuestra alma, nuestro espíritu. La Biblia dice en Proverbios 15:13 que: ” El corazón alegre hermosea el rostro…, Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate”. Hasta tal punto nos influye que afecta no solo a la cara sino también a nuestro cuerpo; ” El corazón alegre constituye un buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos”. No hay mejor forma de alimentar nuestro espíritu que de Dios, buscandole con todo nuestro corazón y recordar que siempre está a nuestro lado y eso nos hace más bell@s por dentro y por fuera, porque nuestro rostro reflejará a Cristo.

    Me pregunto: ¿ qué ven otros cuando me miran a la cara? supongo que no siempre reflejaré ni expresaré lo que me gustaría, pero si sé, que mi cara no engaña porque si hay algún talento del que carezco es el de la interpretación, no soy buena actriz. Pienso que generalmente aunque queramos, hay cosas que resulta difícil esconderlas y nos guste o no, se reflejan en nuestra cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: