Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

¿ Cómo está tu copa ?

Posted by Celia en 31 enero, 2009

copa-y-vela     El domingo pasado fuí a casa de mi hermana para darle su regalo de cumpleaños y disfruté mucho con ellas; especialmente con mis sobrinas. Porque tenemos una relación muy buena, cuando estoy con ellas las abrazo, las beso y les digo que las quiero. Ellas me dicen: ” Jo tía, siempre nos dices lo mismo”, y yo les contesto: ” porque no quiero que se os olvide”. Tenemos conversaciones muy buenas, sobre diferentes temas de la vida, me cuentan sus cosas, les ayudo con sus deberes, jugamos juntas y para mi todo esto es un regalo.

    La familia es insustituible, porque puede proporcionar un tipo de ayuda que no dan las relaciones de trabajo o de amistad. Casi nadie es capaz de sentirse feliz en la vida si carece de algún tipo de conexión familiar.

    Necesitamos expresar el cariño que sentimos unos por los otros. Hay muchas formas de hacerlo: el toque físico, una mirada, una palabra, un gesto, o cualquier otro acto que signifique: ” me importas”. Para los niños ser tocado de forma tierna y cariñosa es vital. Cuando vamos creciendo esa necesidad de contacto físico se convierte en una necesidad de reconocimiento. Hay muchas cosas buenas que podemos reconocer en otros y cuando lo hacemos estamos ayudando a la otra persona a tener más seguridad en sí misma, facilita la relación, la comunicación y crea vínculos estrechos con esa persona, es una forma de comunicar amor.

    Por lo general, somos más rápidos en criticar, en ver lo malo que lo bueno. En Filipenses 4:8 dice que debemos pesnsar y por consiguiente en hablar: ” todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” y ya sabéis, de la abundancia del corazón habla la boca. Y todo esto nos hace extremadamente atractivos a otros, es como un bumeran en nuestras vidas, además creo que es el secreto de la felicidad. Pero esto, solo lo podemos hacer de una forma auténtica y genuina cuando hemos experimentado el toque de Dios en nuestras vidas, cuando su amor ha sido derramado en nuestros corazones, cuando nuestra copa está rebosando. ¿ Cómo está tu copa ?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: