Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Pon pasión en tu vida

Posted by Celia en 5 abril, 2009

la-cruz    Pasión, dependiendo del contexto en que se use tiene un significado u otro. La pasión está unida a los deseos, que pueden ser buenos o malos. Pero es importante poner una nota de pasión en las distintas áreas de nuestra vida.

    La palabra pasión viene del latín “passio” asociado con la acción de padecer o sufrir. Así, cuando hablamos de pasión podemos hablar del amor intenso de una persona por otra o del sufrimiento extremo de alguien, como es el caso de la Pasión de Cristo.

    Dios es un gran apasionado de su creación. Nos ama de tal manera que se hizo hombre, se entregó hasta la muerte para salvarnos de la condenación eterna. Una muerte terrible, que yo no se la desearía ni al peor de mis enemigos. Nosotros somos enemigos de Dios por nuestros pecados, pero El, a través de su muerte busca reconciliarse con la humanidad. Cuando le pedimos perdón y le invitamos a entrar en nuestro corazón, venimos a formar parte de su familia. En Santiago 4:5, dice que:  ” ¿ O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?”. Dios anhela tener una relación íntima con cada uno de nosotros, amarnos con locura y ser amado por nosotros.

    Una persona con pasión, apasionada, se entrega totalmente al cumplimiento de sus propósitos, ama lo que hace. De esta forma sacará sus mejores cualidades y su fuerza interior para lograr su sueño. Es una persona entusiasta, vehemente, ardiente, vive con intensidad, con empuje, motivación. Es alguien que transmite energía, alegría. Por eso muchas empresas buscan este tipo de personas.

    La pasión nos permite disfrutar de estar enamorados, la sensualidad, la belleza, la satisfación, la diversión, etc. Pero siempre debe ir acompañada de racionalidad e inteligencia para no sufrir demasiado.

    Para ser personas apasionadas debemos vivir por algo por lo que merezca la pena morir. Creer en lo que hacemos y pelear por nuestros objetivos. Pero sobretodo vivir la mayor historia de amor jamás contada, entregandonos en cuerpo y alma a aquel que nos ama de manera incondicional y ha dado su vida por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: