Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Alinear la mente con el corazón

Posted by Celia en 11 mayo, 2009

corazon dividido

    Ultimamente estoy pensando en la gran importancia que tiene el hacer las cosas de corazón. Porque si no salen del corazón, no vamos a perseverar en ellas. ¿Quién no ha sufrido en sus propias carnes o en la de algún miembro de su familia el hacer algo por obligación, porque nos lo han pedido o exigido? Si no estamos convencidos, no sale del corazón, lo hacemos una, dos, tres veces…y después lo olvidamos. Como dice la Biblia en Santiago 1:8: “El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos”. Una persona de doble ánimo es aquella que tiene su corazón y su mente dividida. Con el corazón se piensa una cosa y con la mente otra. No se que pensáis vosotros, pero yo creo que al final acaba prevaleciendo el corazón, a no ser que tengas una voluntadad de hierro.

    Seguro que a muchos de nosotros nos viene a la mente la famosa frase que dice: “El corazón tiene razones que la razón no alcanza a comprender”. Y también dice la Biblia que: “El corazón es engañoso más que todas las cosas”. Jeremías 17:9. Sabiendo que el corazón es un poderoso motor en nuestras vidas y que a la vez no podemos confiar completamente en él, resulta complicado conjugar estas dos ecuaciones. A la vez, es importante alinear la mente con el corazón.

    Pero, ¿cómo se hace?. Mientras estoy escribiendo estas palabras ha venido a mi mente un libro que leí hace años y se titula: “Donde el corazón te lleve” de Susanna Tamaro. En este libro cuenta la historia de Olga, que está a las puertas de la muerte y explica a su nieta la manera de conseguir que cada camino que tomemos en el vida esté guiado por nuestro corazón. En este mismo libro nos pone una ilustración que muy bien se puede aplicar a este tema que estoy tratando y es la siguiente: “Cada vez que te sientas extraviada, confusa, piensa en los árboles, recuerda su manera de crecer. Recuerda que un árbol de gran copa y pocas raíces es derribado por la primera ráfaga del viento, en tanto que el árbol con muchas raíces y poca copa a duras penas deja circular su savia. Raíces y copa (voluntad y corazón) han de tener la misma medida, has de estar en las cosas y sobre ellas: sólo así podrás ofrecer sombra y reparo, sólo así al llegar la estación apropiada podrás cubrirte de flores y de frutos”.

    El libro termina con esta frase:”Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón ( y a Dios). Y cuando hable, levántate y ve donde te lleve”.  Creo que además de escuchar el corazón tenemos que escuchar a Dios, para eso hay que pararse delante de El y pedirle que examine nuestro corazón, que lo guíe, que nos de un corazón recto delante de El, que nos haga de una sola mente y corazón. ¿ Por qué? Porque es esencial para progresar en cualquier área de nuestra vida, para perseverar, para disfrutar y en definitiva para vivir una vida plena.

Anuncios

2 comentarios to “Alinear la mente con el corazón”

  1. yulmi said

    esta chidooo el corazonn =)

  2. Naty said

    Excelente 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: