Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Archive for 29 junio 2009

El amor del humor

Posted by Celia en 29 junio, 2009

Sonrisas    La semana pasada grabamos un progama sobre “El humor como terápia” en Radio Encuentro, hicimos una entrevista a “Payasos sin fronteras” en la que nos informaron de la maravillosa labor que están haciendo por todo el mundo. Labor que está dirigida a niños entre 4 y 12 años que sufren las consecuencias de la guerra y de desastres naturales y también los que viven inmersos en situaciones de violencia. Su lema es: “Sonrisas donde hay lagrimas”.

    Y yo me pregunto: ¿Donde no hay lágrimas?. La vida no es fácil para nadie y la preocupación y el estrés pueden llevarnos a enfermar.

    Una máxima de Lope de Vega era: “Si humor gastar pudiera, con más salud sospecho que viviera”. Que la risa y el buen humor mejoran nuestra salud mental y física no es nada nuevo. La Biblia nos dice en el libro de Provervios 17:22 y 18:14: “El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu quebrantado seca los huesos” “El ánimo del hombre soportará su enfermedad. Mas ¿quién soportará el ánimo angustiado?”. El humor, nos levanta el ánimo, nos da esperanza, ilusión, ganas de vivir, reduce el estrés, potencia nuestro sistema inmunológico, alivia el dolor, reduce la ansiedad, relaja la tensión psiquíca, etc. Y me parece que no tiene efectos secundarios. Pero el humor saludable tiene que ser respetuoso y hay que diferenciarlo de la ironía y el sarcasmo que por lo general “hacen sufrir”. La ironía es despiadada, malediciente y humillante. También es importante hacer uso de la prudencia, sensibilidad y oportunidad (kairós) a la hora de usar el humor.

    El humor tiene el poder de dar la vuelta a cualquier situación, nos muestra que se pueden ver las cosas de formas muy diferentes a las acostumbradas. Nos ayuda a distanciarnos del problema y nos permite afrontarlo con ánimo renovado. El humor es como el limpiaparabrisas de un coche, que no evita la lluvia pero nos permite ver.

    Todo el mundo tiene sentido de humor, aunque unos lo tienen más desarrollado que otros. Pero, ¿de qué depende nuestro sentido de humor? Pues, de nuestra forma de interpretar los acontecimientos y de nuestro ingenio. Pienso que el sentido de humor se puede desarrollar y ejercitar disfrutando al máximo de lo bueno que tiene la vida y buscando el lado cómico, gracioso a cada situación. Es muy bueno recordar situaciones divertidas, contar chistes y ver peliculas de risa. Yo reconozco que no es mi fuerte el hacer reir a otros, pero veo la necesidad de ejercitarme en esta terápia tan beneficiosa. El buen humor como el malo, la alegría como la tristeza se contagian. Por eso también necesitamos rodearnos de personas con buen humor y aprender de ellos.

    La risa es una buena medicina y todos podemos llegar a ser médicos, médicos de la risa.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Ser o tener autoridad

Posted by Celia en 22 junio, 2009

principios

    Esta semana Risto Mejide, jurado del programa de televisión Operación Triunfo dijo: “El respeto no se exige se gana”. Es una frase con la que estoy totalmente de acuerdo  y que he repetido en muchas ocasiones. Especialmente la usé con un compañero de trabajo que me exigía respeto por ser hombre y por la posición que ocupaba. Pero, su comportamiento en muchas ocasiones no era digno de respeto porque no se concibe la autoridad sin responsabilidad.

    Hay personas que tienen autoridad por su inteligencia, su saber, su experiencia, su valor moral, su aptitud, sus servicios prestados, etc. Otras personas son autoridad por el cargo que ocupan. El director en la empresa, el alcalde, el profesor, el padre o la madre son, por principio la autoridad. Te pueden otorgar el derecho y el poder de ejercer autoridad pero está condicionado por tu capacidad y personalidad. Tu puedes ser líder por la autoridad que te ha sido conferida pero si no logras que tus compañeros te apoyen o te sigan de poco te sirve.

    Hace poco, hablando con otra persona me dijo que la verdadera autoridad se reconoce no se confiere, no se otorga. Y me recordó el sabio consejo que le dieron los ancianos al rey Roboam con respecto a su pueblo: “Si tu fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre”. 1ª Reyes 12:7. O como dijo el Señor Jesucristo: “Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor”. Mateo 20:25,26.

    La palabra autoridad deriva del verbo latino: “augere”, que quiere decir ayudar a crecer. Los educadores saben que una autoridad bien entendida obtiene el respeto del niño y es la piedra angular para desarrollar personas equilibradas y felices. Cuanta más autoridad tenemos, menos hemos de ejercer el poder. Y al contrario, en la medida que nuestra autoridad disminuye, debemos imponer medidas coercitivas: castigos, gritos, enfados, etc, que cada día han de ser mayores para que tengan efecto y además deterioran las relaciones.

    Pero, ¿cómo se obtiene autoridad?. Yo creo que la verdadera autoridad no depende ni del dinero que se gana, ni de los títulos que se tenga, ni del coche que se posea, ni tan siquiera del cargo que se ocupa, si no que como dicen los expertos depende de:

Como eres como persona: serena optimista, humilde, generosa, servicial, cariñosa…

Como trabajas: si te esfuerzas en hacer un trabajo de calidad, si tienes un comportamiento honrado en tu actividad laboral…

Como tratas a los demás: tanto a la familia, a los amigos, a los compañeros y a la sociedad en general.

    Por último, no hay autoridad sin respeto, fundamentado en la integridad, la sinceridad y la empatía con el prójimo, pero núnca en el miedo y la imposición.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Cuando te equivocas de camino

Posted by Celia en 15 junio, 2009

rio Duratón cast    El jueves era fiesta y salimos un grupo de amigos de excursión a Las Hoces del rio Duratón, que se encuentra en Sepulveda, en la provincia de Segovia. Ha sido declarado Parque Natural en 1989 por ser refugio de diversas especies protegidas, entre las cuales se encuentra el buitre leonado.

    Una vez allí puedes hace varias rutas. Nosotros escogimos “La senda de los dos ríos”. Se trata de un recorrido circular, de 5 Km, que se puede hacer un una hora y media de duración.

    La verdad es que ninguno de nosotros cuenta con mucha experiencia en esto del senderísmo. Y como muchos otros, pensamos que hacer senderísmo consiste simplemente en echarse una mochila a la espalda y caminar durante unas horas por el campo, disfrutando de bonitos paisajes y de buena compañía.

    Para empezar salimos un poco tarde de Madrid y al llegar a Sepulveda nos tomamos un café en un precioso hostal y cuando nos dispusimos a caminar ya eran las 13 horas. Lo que significa que hicimos el camino cuando el sol más calienta, menos mal que una amiga llevó protección solar. El entorno es precioso y vimos una cantidad de buitres impresionante. Pero, las señales no son suficientes, o por lo menos no lo fueron para nosotros. Porque al llegar a un cruce no sabíamos que dirección coger y uno de los del grupo nos llevó por el camino más ancho.

    Después de caminar una hora y media aproximadamente, empezamos a pensar que nos habíamos equivocado de camino, sospecha que se confirmó al llegar a la carretera. ¿Qué hicimos? Pararnos y volver de nuevo al cruce. Donde hicimos un alto en el camino para comer y reponer fuerzas a la sombra de una chopera. Después de disfrutar de ese tiempo de esparcimiento decidimos emprender de nuevo la marcha, en ese momento nos surgió la duda de si era mejor volver para atrás o seguir adelante, al final decidimos completar la ruta. Pero, teníamos que subir una cuesta, los restos de una calzada romana, con el sol a nuestras espaldas. Eso hizo que los ánimos decayeran y surgieran algunas quejas. Llegamos a la Puerta de la Fuerza y allí comtemplamos unas vistas preciosas, a un lado el campo y al otro Sepulveda con sus iglesias románicas.

    El camino continuaba y en algún tramo se hizo más boscoso, vimos ardillas en los árboles y setíamos el frescor del río. Hasta que después de subir la última pendiente llegamos un tanto sofocados por el calor y la falta de agua al final del camino.

    En el camino de la vida, por el cual nos hayamos transitando, nos pasa un poco lo mismo. Nos ponemos en marcha sin planificar el recorrido con antelación, sin un mapa y un poco a la aventura. Cuando llegamos a una bifurcación de caminos escogemos el más ancho. “… ancho y espacioso es el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que transitan por él y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que lo hallan“. Mateo 7:13,14. ¿Qué hacemos cuando nos damos cuenta que nos hemos equivocado? Nos arrepentimos y hacemos un giro de 180º para volver al buen camino, al camino estrecho, angosto, pero auténtico y verdadero, el que nos va a llevar a un destino glorioso. Se que es difícil reconocer que estamos equivocados, requiere una gran dósis de humildad, pero merece la pena porque la paz y tranqulidad que produce saber que estás en el buen camino, en el camino correcto te da nuevas fuerzas para superar las adversidades que a buen seguro encontraremos también en este camino.

    Pero, cuando me halle en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno porque se que Dios está conmigo. Salmo 23:4. Cuento con su poder, su presencia, me esfuerza, me ayuda y me sustenta con la diestra de su justicia. Isaías 41:10. Es cierto que a veces también nos hallamos sofocados y cansados. Entonces paramos, esperamos en Dios, vamos a la fuente de Agua Viva y volvemos a retomar el camino. Porque sabemos que Cristo es el camino, la verdad y la vida. El que nos conduce a la eternidad, nos lleva a los brazos del Padre.

    ¿Cómo te encuentras en el camino de la vida? ¿Cansado, sediento, perdido, despistado, sin rúmbo o por el contrario estás en lugares de delicados pastos, descansando, contento, disfrutando del camino sabiendo que tu destino es cierto y seguro?.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

¿Donde está el pudor?

Posted by Celia en 9 junio, 2009

piernas    Esta semana pasada empecé un estudio evangelístico con una chica. Repasamos los mandamientos y cuando llegamos a. “No cometerás adulterio”, le entró una risita picarona. Y a partir de aquí empezó a contarme como era su vida sexual con toda naturalidad y con demasiados detalles. En algunos momentos me sentí incomoda, pero no me atreví a cortarla porque no sabía lo que era mejor para ella en ese momento. Si le dije: me estás contando cosas demasiado íntimas para ser la primera vez que hablamos. Y ella contestó que no sabía porque pero le inspiraba confianza.

    Me dí cuenta que no tiene ningún sentido de culpabilidad, ni de pecado y mucho menos de pudor. Eso pone de manifiesto su gran ceguera espiritual. El pudor va unido a  la vergüenza. Cuando Adan y Eva pecaron se escondieron de Dios porque se dieron cuenta que estaban desnudos y tuvieron miedo. Entonces cosieron delantales de hojas de higuera para cubrirse.

    El termino “pudor” proviene del latín pudor, lo cual indica que no ha sufrido cambios etimológicos. Aunque si ha sufrido grandes cambios en sus manifestaciones sociales y culturales. Se llama pudor a la conciencia personal que quiere proteger la esencia personal de cada uno, nuestra dignidad de persona frente a los animales, las cosas y frente a las demás personas.

    Felipe Pou, nos indica al respecto que: “Las formas que reviste el pudor varían de una cultura a otra. Sin embargo, en todas partes constituye la intuición de una dignidad espiritual propia del hombre. Nace con el despertar de la conciencia personal (conciencia de pecado). Educar en pudor a los niños y adolescentes es despertar en ellos el respeto de la persona humana”.

    La esencia del pudor se encuentra en la personalización del propio cuerpo. Hoy día se cosifica a las personas y muchos presentan sus propios cuerpos como simples objetos sexuales para atraer la atención de manera inmediata. Solo hay que echar un vistazo a las tendencias de la moda y a la presión ideológica dominante. Lo má importante no es ir a la moda, sino ir dignamente vestido y a la moda, pienso que se pueden conjugar ambos factores.Si reflexionamos sobre la mirada ante la cual se despierta o se pierde el pudor podemos descubrir que con solo mirar de un modo o de otro la persona se pierde o se gana como tal y puede llegar a cosificarse. “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”. Mateo 5:28. Así pues, debemos cuidar y proteger nuestro cuerpo y espíritu, porque es ahí donde reside nuestra dignidad e integridad personal.

    Felipe Pou, dice que: “Cuanto más rica es la personalidad más amplia y profunda es la intimidad de una persona y , por tanto, más profunda y más fuerte es la conciencia de su propio valor y la necesidad de su protección, manejando adecuadamente el pudor”. Somos personas valiosas y como tales debemos guardarnos, protegernos y no permitir que nadie invada nuestra intimidad. Es fundamental presentarnos como pesonas respetuosas para ser respetados por otros.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

La conquista del miedo

Posted by Celia en 2 junio, 2009

micro2    Esta semana me tocaba predicar en mi iglesisa y se lo comenté a una amiga y me dijo: ” ¡ Qué valiente eres!” y en ese momento pensé: “Eso lo dice porque no sabe el miedo que me da hablar en público”. Pero luego buscando información sobre deportes de riesgo para nuestro programa de radio, leí que el valor no es la ausencia total del miedo sino la fuerza para superarlo. Es armarse de coraje y actuar contra y a pesar de nuestro miedo.

    Todos los seres humanos tenemos miedos, pero los temores de cada persona son diferentes. Es importante identificar nuestros miedos y las causas que los provocan. No debemos tratar de ocultarlos ni ignorarlos, porque esta actitud no nos ayuda a superarlos. Lo mejor que podemos hacer con los miedos es enfrentarlos, porque si no tendran el efecto de una sombra que cuanto más te alejas más grande se hace. No debemos esperar que el miedo desaparezca antes de avanzar. Es necesario sentir el miedo en nuestras propias carnes porque si lo resistimos le estamos dando más fuerza y poder sobre nosotros. Aquello que se resiste, persiste.

    El miedo no es malo en si, pero debemos interpretarlo como una señal para estar alerta y eso nos debe llevar a preparanos y seguir avanzando de forma consciente y deliberada. Algo que hace que se dispare en mi el miedo como un mecanismo de defensa, es que soy muy perfeccionista. Y tengo que recordarme a mi misma que el éxito no es la ausencia de fracaso, sino la capacidad para volverte a levantar, habiendo aprendido algo y con la determinación de perseverar.  Lo improtante no es hacerlo perfecto, sino avanzar. El que llega lejos es el que da un paso tras otro. A veces será firme y otras un traspies, pero siempre mirando hacia adelante.

    La fe es muy necesaria a la hora de enfrentar los miedos y como Dios le dijo a Josué, nos dice a cada uno de nosotros: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quieras que vayas”. La presencia y el poder de Dios nos ayudan a ser valientes, pero lo más probable es que no elimine todos los pensamientos de temor inmediatamente, sino que nos anime a caminar por fe sintiendo el miedo y nos dará el valor de seguir adelante a pesar de…

    Mi predicación del domingo fue un paso más en mi proceso de aprendizaje, porque he tomado nota de las cosas que tengo que mejorar y sobre todo un paso más en mi conquista del miedo a hablar en público.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »