Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

¿Donde está el pudor?

Posted by Celia en 9 junio, 2009

piernas    Esta semana pasada empecé un estudio evangelístico con una chica. Repasamos los mandamientos y cuando llegamos a. “No cometerás adulterio”, le entró una risita picarona. Y a partir de aquí empezó a contarme como era su vida sexual con toda naturalidad y con demasiados detalles. En algunos momentos me sentí incomoda, pero no me atreví a cortarla porque no sabía lo que era mejor para ella en ese momento. Si le dije: me estás contando cosas demasiado íntimas para ser la primera vez que hablamos. Y ella contestó que no sabía porque pero le inspiraba confianza.

    Me dí cuenta que no tiene ningún sentido de culpabilidad, ni de pecado y mucho menos de pudor. Eso pone de manifiesto su gran ceguera espiritual. El pudor va unido a  la vergüenza. Cuando Adan y Eva pecaron se escondieron de Dios porque se dieron cuenta que estaban desnudos y tuvieron miedo. Entonces cosieron delantales de hojas de higuera para cubrirse.

    El termino “pudor” proviene del latín pudor, lo cual indica que no ha sufrido cambios etimológicos. Aunque si ha sufrido grandes cambios en sus manifestaciones sociales y culturales. Se llama pudor a la conciencia personal que quiere proteger la esencia personal de cada uno, nuestra dignidad de persona frente a los animales, las cosas y frente a las demás personas.

    Felipe Pou, nos indica al respecto que: “Las formas que reviste el pudor varían de una cultura a otra. Sin embargo, en todas partes constituye la intuición de una dignidad espiritual propia del hombre. Nace con el despertar de la conciencia personal (conciencia de pecado). Educar en pudor a los niños y adolescentes es despertar en ellos el respeto de la persona humana”.

    La esencia del pudor se encuentra en la personalización del propio cuerpo. Hoy día se cosifica a las personas y muchos presentan sus propios cuerpos como simples objetos sexuales para atraer la atención de manera inmediata. Solo hay que echar un vistazo a las tendencias de la moda y a la presión ideológica dominante. Lo má importante no es ir a la moda, sino ir dignamente vestido y a la moda, pienso que se pueden conjugar ambos factores.Si reflexionamos sobre la mirada ante la cual se despierta o se pierde el pudor podemos descubrir que con solo mirar de un modo o de otro la persona se pierde o se gana como tal y puede llegar a cosificarse. “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”. Mateo 5:28. Así pues, debemos cuidar y proteger nuestro cuerpo y espíritu, porque es ahí donde reside nuestra dignidad e integridad personal.

    Felipe Pou, dice que: “Cuanto más rica es la personalidad más amplia y profunda es la intimidad de una persona y , por tanto, más profunda y más fuerte es la conciencia de su propio valor y la necesidad de su protección, manejando adecuadamente el pudor”. Somos personas valiosas y como tales debemos guardarnos, protegernos y no permitir que nadie invada nuestra intimidad. Es fundamental presentarnos como pesonas respetuosas para ser respetados por otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: