Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El amor del humor

Posted by Celia en 29 junio, 2009

Sonrisas    La semana pasada grabamos un progama sobre “El humor como terápia” en Radio Encuentro, hicimos una entrevista a “Payasos sin fronteras” en la que nos informaron de la maravillosa labor que están haciendo por todo el mundo. Labor que está dirigida a niños entre 4 y 12 años que sufren las consecuencias de la guerra y de desastres naturales y también los que viven inmersos en situaciones de violencia. Su lema es: “Sonrisas donde hay lagrimas”.

    Y yo me pregunto: ¿Donde no hay lágrimas?. La vida no es fácil para nadie y la preocupación y el estrés pueden llevarnos a enfermar.

    Una máxima de Lope de Vega era: “Si humor gastar pudiera, con más salud sospecho que viviera”. Que la risa y el buen humor mejoran nuestra salud mental y física no es nada nuevo. La Biblia nos dice en el libro de Provervios 17:22 y 18:14: “El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu quebrantado seca los huesos” “El ánimo del hombre soportará su enfermedad. Mas ¿quién soportará el ánimo angustiado?”. El humor, nos levanta el ánimo, nos da esperanza, ilusión, ganas de vivir, reduce el estrés, potencia nuestro sistema inmunológico, alivia el dolor, reduce la ansiedad, relaja la tensión psiquíca, etc. Y me parece que no tiene efectos secundarios. Pero el humor saludable tiene que ser respetuoso y hay que diferenciarlo de la ironía y el sarcasmo que por lo general “hacen sufrir”. La ironía es despiadada, malediciente y humillante. También es importante hacer uso de la prudencia, sensibilidad y oportunidad (kairós) a la hora de usar el humor.

    El humor tiene el poder de dar la vuelta a cualquier situación, nos muestra que se pueden ver las cosas de formas muy diferentes a las acostumbradas. Nos ayuda a distanciarnos del problema y nos permite afrontarlo con ánimo renovado. El humor es como el limpiaparabrisas de un coche, que no evita la lluvia pero nos permite ver.

    Todo el mundo tiene sentido de humor, aunque unos lo tienen más desarrollado que otros. Pero, ¿de qué depende nuestro sentido de humor? Pues, de nuestra forma de interpretar los acontecimientos y de nuestro ingenio. Pienso que el sentido de humor se puede desarrollar y ejercitar disfrutando al máximo de lo bueno que tiene la vida y buscando el lado cómico, gracioso a cada situación. Es muy bueno recordar situaciones divertidas, contar chistes y ver peliculas de risa. Yo reconozco que no es mi fuerte el hacer reir a otros, pero veo la necesidad de ejercitarme en esta terápia tan beneficiosa. El buen humor como el malo, la alegría como la tristeza se contagian. Por eso también necesitamos rodearnos de personas con buen humor y aprender de ellos.

    La risa es una buena medicina y todos podemos llegar a ser médicos, médicos de la risa.

Anuncios

Una respuesta to “El amor del humor”

  1. Ricardo said

    Le he mandado a mi hermano el artículo, ya que va a empezar un curso de técnicas de clown, y pienso que pega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: