Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

¿Cómo estás corriendo?

Posted by Celia en 4 octubre, 2009

atleta

    La presentación de la delegación española a la candidatura a los juegos olímpicos del 2016 fue excelente. Pero hubo un momento, que tenía la sensación que en lugar de hablar del deporte estaban hablando de Dios. Escuché decir: “El deporte nos hace a todos iguales” “el deporte es incompatible con cualquier tipo de discriminación” “el deporte nos hace mejores personas” “el deporte nos ayuda a alcanzar el máximo nivel personal y deportivo” “los deportistas queremos demostrar la importancia que damos al esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad y el respeto por el juego olímpico”.

    El deporte para muchos es un dios. Hay personas que viven por y para el deporte, pasan horas y horas entrenando y se esfuerzan al máximo para llegar a ganar una medalla. Y escuchando estas cosas me acordé de pasaje de 1ª Corintios 9:24, que habla del gran esfuerzo que hacen los atletas porque saben que solo uno va a ser coronado, lo traslada al terreno espiritual y nos anima a esforzarnos al máximo como si todo dependiera de nuestra determinación para ganar un alma. Los deportistas deben de abstenerse de todo lo que pueda perjudicar o impedir la victoria. Si los atletas están dispuestos a tales sacrificios con tal de ganar una corona corruptible, ¡cuanto más el siervo de Dios, que recibirá una corona incorruptible de las manos de su Señor!

    La verdad es que el ejemplo de los atletas y de los deportistas en general es bueno, muy bueno y creo que los cristianos deberíamos aplicarlo a la fe, a la causa del evangelio. Porque creo que nada produce más satisfacción que llevar un alma, una persona a los pies de Cristo. Y si pusiéramos la mitad del empeño que ponen los deportistas en conseguir una medalla, seguro que veríamos mucho más fruto.

    Por eso me pregunto a mi misma: ¿Cómo estoy corriendo la carrera que tengo por delante?. La verdad es que tenemos un enemigo muy astuto que pone en nuestro camino muchas cosas para desviarnos de la meta. Por eso nunca debemos perder de vista la meta, nuestro propósito, nuestro proyecto de vida porque el tiempo es corto y la vida pasa en un abrir y cerrar de ojos. E invertir todo mi esfuerzo, mi energía y dar lo mejor de mi,  de modo que la excelencia no sea un acto sino un hábito para alcanzar aquello que me he propuesto y por lo que creo que merece la pena vivir y morir.

Una respuesta to “¿Cómo estás corriendo?”

  1. Jose Manuel said

    Muy acertada la elección de la foto para el artículo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: