Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Archive for 22 diciembre 2009

Una gran noticia

Posted by Celia en 22 diciembre, 2009

    Mi amigo Fran es pastelero y ha hecho un Belén de chocolate a tamaño natural, este que veis en la foto. Una forma muy dulce de decir al mundo lo que hace muchos años anunció Lucas en su evangelio:

   “Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”. Lucas 2:11

    Yo me imagino que si esta noticia apareciera en los titulares de los periódicos de todo el mundo provocaría reacciones muy diversas, algunos dirían: “Un Salvador y ¿para qué necesito yo un Salvador? ¿De qué me va a salvar?”, otros se preguntarían: “¿Cómo es posible? ¿Será verdad?”…, provocaría reacciones de incredulidad, de escepticismo, de risa, de sorpresa, de miedo, de alegría, de confianza, etc.

    El nacimiento de Jesucristo, el Salvador del mundo, es un hecho que ha marcado la historia hasta el punto de que la contamos a.C. (antes de Cristo) y d.C. (después de Cristo) fue una noticia que conmocionó al mundo. En aquel entonces no había periódicos, pero Dios se encargó de que quedara registrada en la Biblia, el libro más vendido y traducido de todas las épocas. También colocó una estrella en los cielos con una luz que brillaba de forma extraordinaria para anunciar que el niño que había nacido, Jesucristo, era la luz. El mismo lo dijo: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” Juan 8:12. Jesucristo ilumina a los que andan desorientados, sin rumbo, sin respuestas, sin dirección, sin esperanza, sin motivación, en tinieblas y se acercan a El. A los que le siguen día a día les promete la luz de la vida.

     Los primeros que tuvieron noticias del nacimiento de Cristo fueron los pastores (Lucas 2:15), quienes vieron y oyeron cosas grandes y gloriosas acerca de Cristo y las dieron a conocer a otros, para asombro de los que las oían (Lucas 2:17-18). Los magos de oriente cuando vieron la estrella la relacionaron con la profecía de Balaam (Números 24:17)  y con el nacimiento de una persona extraordinaria, eso les llevó a investigar y adorar al Rey de los judíos, al Salvador del mundo.

    La Navidades son un tiempo especial donde todas las familias de la Tierra se reúnen a cenar y a celebrar el nacimiento de Cristo, se intercambian regalos para demostrarse los unos a los otros lo mucho que se quieren. Es una época de buenos deseos y buenos propósitos para el próximo año.

    La Navidad es el tiempo de recibir, de disfrutar y compartir el mejor regalo que Dios ha hecho a la humanidad: La salvación en Cristo Jesús.

    Os deseo ¡¡Feliz Navidad!!

Posted in Uncategorized | 2 Comments »

¿Cómo te ves hoy?

Posted by Celia en 13 diciembre, 2009

    Hay días que nos miramos al espejo y nos vemos guapísimas y otros mejor no mirarnos porque nos vemos horribles. Eso nos pasa a todas las mujeres incluso a las modelos y a las mises.

    A todas las mujeres nos gusta sentirnos femeninas y deseamos resultar atractivas, pero eso no siempre es así. Porque el ser humano es un todo y unos aspectos de nuestra vida influyen en los otros. Me explico, en mi aspecto físico influye mi estado de ánimo y en este influye mi salud. Si estoy enferma no veo igual que si gozo de buena salud. Si paso por un momento de estrés no duermo bien y eso influye en mi aspecto físico. Si no descanso bien eso influye en como me veo a mi y como percibo mi entorno. Me vuelvo más irritable, me quejo por todo, no estoy de acuerdo con nada, me enfado con facilidad y al final no hay quien me aguante ni siquiera yo. Y así sucesivamente.

    Pero hay otros días que tenemos el guapo subido, eso no quiere decir que seamos guapos sino que en ese preciso instante estamos más guapos que de costumbre. Las personas de nuestro entorno lo perciben y nos envían mensajes de confirmación actuando como un espejo para nosotros y eso todavía nos hace sentir mejor.

    La belleza no puede separarse de la felicidad dice en Proverbios 15:13 que: “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate”. Cuando una mujer se siente amada, valorada, respetada, y segura de si misma, se siente y se muestra más bella. Algo que influye mucho en nuestro aspecto físico son los ciclos hormonales. Dicen los expertos que cuando las mujeres nos encontramos en nuestro nivel más alto de fertilidad (lo que ocurre entre 8 y 14 días después del inicio del ciclo menstrual) nuestra belleza se incrementa sutilmente.

    Los días que nos vemos fatal, espantosas, horribles llegarán, pero también pasarán. Además son necesarios en la vida para reflexionar y valorar los días buenos. En Eclesiastés 7:14 dice: “En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera”. Si debemos considerar porque nos sentimos así y si no encontramos una respuesta debemos esperar porque después de la tempestad siempre viene la calma. Algo que puede ayudarnos a sobrellevar esos días es comer unos bombones, vestirnos con aquellos colores que más nos favorecen y ponernos las ropa que mejor nos sienta, en definitiva compensarrnos de alguna manera.

    Pero es importante recordar que mi valor no radica en mi apariencia y que lo más importante para Dios en cuanto a la belleza de la mujer es un espíritu humilde y apacible 1ªPedro3:4. Dice en Éxodo 34:29 que: “no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios”. Este es el mejor secreto de belleza para cualquier persona, un corazón lleno del gozo del Espíritu.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Lo más importante son los cimientos

Posted by Celia en 5 diciembre, 2009

    Esta semana han tenido que desalojar un bloque de pisos cerca de mi casa porque se han movido los cimientos y se han abierto grietas en el edificio. Todos sabemos que para que una construcción sea segura, hay que construir unos cimientos sólidos que puedan soportar el resto de la estructura.

    Igual pasa en la vida, en nuestra propia vida si no ponemos unos buenos cimientos se abrirán grietas, nos tambalearemos e incluso podemos acabar desmoronandonos. Pero, ¿Cuántas personas viven su vida sin fundamentos?. Son regidos por filosofías, modas fugaces, placeres efímeros, por el materialismo y el hedonismo. Nos encontramos en una sociedad que cada vez tiene menos valores y en constante proceso de cambio, lo que hoy es mañana ¿quién sabe?.

    En varios pasajes de la Biblia se compara la vida del creyente con la construcción de un edificio, en 1ª Corintios 3:10-13 dice: “Conforme a la gracia que me es dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire como sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

    Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará”.

    Si Cristo y la Biblia son el fundamento de nuestra vida como dice en Mateo 7:24-29 aunque vengan vientos o tempestades a nuestra vida vamos a permanecer firmes. Pero, si al contrario ponemos nuestra fe en el último libro de moda vamos a ser llevados de un lado a otro como una vela soplada por el viento, Efesios 4:14. Todavía recuerdo a un chico que conozco que me dijo: “he encontrado un libro con el que voy a rebatir tu fe”. Y el libro en cuestión era: “El Código da Vinci”. Pretendía rebatir lo que dice la Biblia, la Palabra de Dios, con una novela y yo la verdad es que no podía salir de mi asombro. Pero, tristemente hay personas que funcionan así.

    Si nuestro fundamento es la Biblia ahí vamos a encontrar los recursos que necesitamos para poner buenos cimientos en nuestra familia, en la amistad, en el trabajo, etc. Aún así, no somos ajenos a las inclemencias externas, a los vientos y huracanes que golpean nuestra vida e incluso los cimientos de nuestra fe. Pero, si seguimos confiando en Dios el nos sostendrá, nos asirá con su mano Salmo 139:10 y nadie nos podrá arrebatar de su amor porque así lo ha prometido, Romanos 8:35-39.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »