Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Conexión emocional

Posted by Celia en 9 junio, 2010

    Una de las cosas de las que dispongo ahora es de tiempo para escuchar. No se como, ni porque hablando con una amiga, nuestra conversación fue adquiriendo matices más íntimos. De repente mi amiga empezó a abrir su corazón de una manera que sin darse cuenta llegó a un punto en el que le dio miedo seguir, porque pensó que si me contaba esa parte de su vida mi concepto sobre ella iba a cambiar.

    No hay que pensar mucho para darse cuenta que la necesidad emocional más importante del ser humano es la intimidad. Intimidad es darse a conocer, mostrar a otros quien soy, contarles mi historia. Todos anhelamos intimidad pero tenemos miedo y aunque deseamos abrir nuestro corazón no lo hacemos fácilmente para no ser rechazados, maltratados o lastimados. Hasta el punto, de que muchas veces nos ponemos máscaras para ser aceptados y no desentonar con el resto de los mortales.

    Hay diferentes niveles de intimidad. Con algunas personas nuestra conversación se traduce en un intercambio de ideas, opiniones, sucesos, eventos. Con otras personas, compartimos sueños, emociones, proyectos y las cosas que realmente nos importan.

   Para abrirnos emocionalmente tenemos que sentirnos aceptados. Aceptar no significa compartir sino respetar el derecho de pensar y ver las cosas de otra manera. Aceptación es tener la mente abierta para tratar de entender porqué el otro opina así.

    La intimidad crece con el tiempo, nadie es íntimo de un día para otro. Yo tengo amigas a las que les ha costado años abrirse y dejarme ver las heridas de su pasado. Durante todo ese tiempo han ido probando si podían tener confianza en mi y si el cariño que les tengo es auténtico, genuino y desinteresado. En el proceso de intimar los adolescentes tienen mucho que enseñarnos. Ellos pasan cinco horas hablando por teléfono y les preguntas de que hablaron y te dicen: nada. Los adolescentes tienen tanta intimidad entre si, porque no lo planifican, van de un lado a otro sin pensar. Cuando nos vamos haciendo adultos tenemos más responsabilidades y menos tiempo por eso lo planificamos más. Pero todos en general y en especial las parejas, deberíamos hacer lo mismo, decidir salir juntos a “nada” y así crecer en intimidad.

    A mi me encanta salir a comer, a cenar, a tomar un café o dar un paseo porque eso me proporciona un tiempo libre de distracciones donde puedo dar una atención indivisa y escuchar con todos mis sentidos a la otra persona. Mirarla a los ojos y construir una conexión emocional. A eso se le llama empatía, es una habilidad psíquica para detectar las señales externas que nos hablan más allá de lo que se ve y se escucha, lo que quieren y lo que necesitan los demás. Es escuchar con el corazón, con el alma. Cuando somos capaces de escuchar así, generalmente damos en el clavo, acertamos con lo que queremos y debemos decir. Es decir, la persona piensa que le hemos dicho justo lo que necesitaba escuchar en ese momento, se siente escuchada y comprendida. Podemos decir que hemos conectado y creado una familiaridad que nos anima a seguir abriendo el corazón, compartir sentimientos y perder el miedo a ser vulnerable. Hemos sintonizado con alguien  cuando sentimos afinidad, nos sentimos comprendidos, escuchados y la relación es fluida.

    Por lo general, a parte de Dios, no vamos a encontrar una persona que nos entienda, nos comprenda en todos los aspectos y en todas nuestras facetas. De eso entendemos mucho las mujeres, que por lo general tenemos una variedad de relaciones que puedan llenar nuestras diferentes necesidades.

    La Biblia, en Satiago 4:5 dice que Dios nos anhela celosamente. El desea tener intimidad con nosotros y siempre nos da toda su atención, nos escucha, nos conoce en lo íntimo, nos comprende y tiene una respuesta para nuestros problemas, inquietudes, sueños y proyectos. Además nos capacita para crear vínculos duraderos con otros.

2 comentarios to “Conexión emocional”

  1. axiel said

    Necesidad básica y fundamental del ser humano. Difícil tarea a medida que se acumulan experiencias, y no buenas, a lo largo de la vída. Díficil tarea cuando vivimos en un mundo tan rápido e instantáneo, tan superficial.

    Gracias por tu reflexión. Y ojalá aprendamos a buscar primeramente esa verdadera intimidad con nuestro Padre Celestial para así poder abrirnos y recibir con verdadero amor a los demás.

    Gracias Celia

  2. vicky said

    tengo una pregunta con respecto a las conecciones emocionales entre 2 personas. hace un año logre una conexion muy fuerte pero es eventual x que es una relacion distante, pero quisiera entender x que cuando esa persona tiene un determinado estado animico yo tambien lo tengo y me doy cuenta cuando hablo con esta persona. puedo estar muy bien y de repente me surge una sensacion distinta y es la q esta persona esta experimentando. sera posible??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: