Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Otoño…una época de cambios

Posted by Celia en 4 noviembre, 2010

    Muchos viven el otoño como una época de tristeza o melancolía, y algunos llegan hasta la depresión. Es cierto que es tiempo de cambios; bajan las temperaturas, los días se acortan, disponemos de menos horas de luz y la lluvia se hace presente. Los árboles se preparan para pasar a una estación más desfavorable, el reposo invernal. Antes de caer, las hojas pierden su característico color verde que vira hacia tonalidades que van desde el amarillo al rojo intenso, pasando por ocres y naranjas. La luz adopta matices que no existen en ninguna otra época del año, ofreciéndonos así todo un espectáculo de luces y colores.

    Me encanta pasear en otoño y pisar el suelo  húmedo, tapizado de hojarasca. Es una época para perderse por hayedos, robledales, castañares y bosques de ribera, pues constituyen un regalo para los sentidos

       Cada época , cada estación, cada etapa de la vida tiene su encanto, tiene algo que enseñarnos y algo de lo que podemos disfrutar. Solamente necesitamos mirarla con el corazón, con los ojos puestos en el Maestro. 

    En muchas ocasiones me sorprendo a mi misma lamentándome de mis circunstancias y añorando otros tiempos. Pero, como dice  Eclesiastés 7:10,13,14, “Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría…Mira la obra de Dios; porque ¿quién podrá enderezar lo que él torció? En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él”.

    A veces se operan cambios en nuestra vida de forma imperceptible que nos hacen pasar de una etapa a otra, de una estación a otra. No nos damos cuenta, pero Dios sigue obrando en nuestras vidas, usando el tiempo, los avatares, los sinsabores, las circunstancias y lo que aprendemos en nuestro caminar con El. Y de repente, sucede algo que nos hace ver que ya no reaccionamos de la misma manera como lo hubiéramos hecho años atrás en una situación similar. Aprecio los cambios ocurridos en mi según va pasando el tiempo y después de todo el proceso sufrido a raíz del accidente, siento que no soy la misma persona.

    Cuenta la leyenda, que cuando Miguel Ángel termino de esculpir el David (para muchos la obra cumbre de la escultura en el mundo), un niño que estaba allí preguntó: “¿cómo sabía él, que estaba dentro del bloque de mármol?”. Todos tenemos un David de incalculable belleza en nuestro interior; pero Dios, tiene que golpearnos con el cincel y el martillo para sacar y formar en nosotros el carácter y la imagen de Cristo. Romanos 8:29

    Cuando no somos capaces de admirar la belleza del otoño y lo contemplamos con tristeza y melancolía, debemos pensar que el problema no está en el paisaje, sino en los ojos con lo que lo miramos.

Una respuesta to “Otoño…una época de cambios”

  1. pilar said

    excepcional, como siempre!
    me encanta tu descripción del otoño, la comparto.
    ah, lo del david de miguel angel, no tiene nombre, tu apunte es tan preciso como la majestuosidad de la obra.
    felicidades de nuevo.
    un besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: