Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Los cambios nos cambian

Posted by Celia en 9 noviembre, 2011

    Cambios, muchos cambios en los últimos meses, hasta el punto de empezar una nueva vida. Lo más difícil para mi ha sido dejar la familia, los amigos, la iglesia, el trabajo, mi ciudad y empezar de cero. En realidad nunca se empieza de cero porque todos viajamos con una maleta llena de recuerdos y experiencias que hacen de nosotros el tipo de persona que somos.

Ha habido momentos de estrés y ansiedad por los preparativos, la mudanza y las expectativas. En este proceso de cambio tengo emociones entremezcladas; por un lado, me siento muy feliz y enfrento con mucha ilusión esta nueva etapa de mi vida, pero al mismo tiempo, experimento nostalgia, morriña…de todo aquello que he dejado atrás.

Es el amor el motor principal y el más poderoso que me lleva a hacer todos esos cambios, como dice Cantares 8:6; “Porque fuerte como la muerte es el amor” Y hasta que no lo experimentas en esa dimensión, no te das cuenta de lo que eres capaz de hacer por amor. Pero también es, la confianza de saber que estoy andando en la voluntad de Dios.

Esta semana me encontré unas palabras de Jim Elliot escritas en una libreta que dice: “Dondequiera que estés, estate allí del todo. Vive hasta lo sumo cada situación que creas ser la voluntad de Dios”. Dios tiene un propósito para nuestra vida, Pablo en Filipenses 3:12-14 dice: “sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús…no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás; y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios que en Cristo Jesús”. Entiendo olvidando como no aferrarse a lo que dejas atrás sino usarlo como un trampolín para seguir hacia delante. Es tomar la decisión de adaptarme a las nuevas circunstancias asumiendo nuevos retos y desafíos.

Paul Tournier comparó el desarrollo cristiano con la experiencia de estar colgados de un trapecio. El hombre que se encuentra sobre el trapecio se agarra a la barra porque le da seguridad. Pero cuando aparece ante su vista la barra de otro trapecio, es preciso que suelte una barra y salte a la otra. Es un proceso que asusta, pero es necesario.

Los cambios que estoy experimentando son buenos y han sido elegidos por mi. Pero pienso en aquellas personas que se enfrentan a cambios inesperados y que no los viven como buenos. En estos casos, no debemos olvidar que Dios está al control y que además son la voluntad de Dios para nosotros, como dice 1ª Tesalonicenses 5:18, para hacernos semejantes a Cristo. Dependiendo de lo que nos toque vivir, la forma de proseguir adelante, al premio del supremo llamamiento es diferente. Pero, en cualquier caso, los cambios nos ayudan a madurar tanto en el terreno espiritual como personal.

2 comentarios to “Los cambios nos cambian”

  1. Luis said

    Como siempre buen artículo. Aunque estoy seguro de que pronto tú encontrarás cambios inesperados y que no los vivas como buenos ¡Es ley de vida! Van incluídos cuando hay renuncias (geográficas, intensidad de amistad… etc.) aunque sea por un bien mayor. Saber que esto es parte del proecso y los cambios ayuda a afrontarlos, superarlos y a madurar aferrados a Cristo como bien dices ¡Muchos abrazos para los dos!

  2. Adauto said

    Celia, muy buena reflexión. De cambios y dejar cosas atras, entiendo un poco, así que te entiendo perfectamente. Si en algún momento necesitas ayuda en la adaptación no dudes en contar con nosotros. ¡Bienvenida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: