Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

Contemplando la gloria de Dios

Posted by Celia en 19 junio, 2013

IMG_8090    Acabo de volver de un viaje a Noruega, donde he tenido la oportunidad de navegar por sus fiordos; y al contemplar sus paisajes me he quedado asombrada, son impresionantes. Su belleza no la llega a captar el objetivo de una cámara, hay que disfrutarla, hay que sentirla.

Esa visión de la creación de Dios, me llevó a hacer mías las palabras del apóstol Juan, en su visión celestial: “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” Apocalipsis 4:11. Las maravillas de la creación hablan de la existencia de un Creador poderoso y glorioso.

El apóstol Pablo dijo a los cristianos en Roma: “Las cosas invisibles de (Dios), su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” Romanos 1:20. Su creación, es la prueba irrefutable de la existencia de un Dios glorioso.

Sí, la creación declara la gloria de Dios. Desde las estrellas de los cielos, hasta las plantas y los animales, todos ensalzan de alguna manera al Creador. Me pregunto: ¿y nosotros los seres humanos? ¿Cómo podemos unirnos a la naturaleza en cantar alabanzas a Dios?

Nuestros compañeros de viaje, contemplaron lo mismo que nosotros, sin embargo, ellos no vieron la gloria de Dios en su creación, y cuando intentamos hablar con ellos de Dios como creador, como dice Romanos 1:21: “se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”, esa fue la nota triste del viaje.IMG_7637

Por eso en 2ª Corintios 4:6 dice: “Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para la iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo” Solamente el evangelio es capaz de abrir nuestros ojos para ver la gloria de Dios. Necesitamos a Cristo para comprender su gloria y sentir la grandeza de Dios en nuestros corazones. La conversión genuina ocurre, cuando nuestros ojos y nuestro corazón ve la muerte y la resurrección de Cristo como la expresión más elevada y profunda del amor de Dios por nosotros y el único remedio para ser liberados de la condenación eterna.

Cuando medito en todo esto, no puedo menos que sentirme como el salmista David, quien dijo: “Cuando veo tus cielos, las obras de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre para que lo visites?” Salmo 8:3,4. Gracias doy a Dios que nos cuida y nos sigue dando oportunidades para  adorarle, conocerle y confiar nuestras vidas a El.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: