Conociendo al Verbo de Dios

Id y haced discípulos – El Blog de Celia Casalengua

El no está

Posted by Celia en 9 diciembre, 2014

pesebre y cruzHace poco recibí una llamada, en la que una amiga me expresaba sus condolencias, a causa del fallecimiento de mi padre. Una de las cosa que me dijo fue: “Lo malo es que ahora llega la Navidad” a lo que respondí: “lo malo no es que llega la Navidad, sino que él no está”.

Debido a que la Navidad es una fiesta que se celebra en familia, cuando te sientas a la mesa te das cuenta de que “su sitio está vacío”, de que él ya no está. Al recordar momentos compartidos en su compañía y la imposibilidad de que estos vuelvan, hace que nuestro corazón se llene de tristeza. Pero lo mismo ocurriría en cualquier otra fecha en la que la familia se reúne. Y eso lleva su tiempo asumirlo. Por eso, es importante vivir disfrutando cada momento con los tuyos, pues no hay mayor tesoro que el recuerdo agradecido del tiempo vivido con quienes quieres.

Pero la verdadera celebración de la Navidad, es el nacimiento de Dios. Celebramos que Dios se hizo hombre en la persona de Cristo. ¿No te parece increíble y maravilloso al mismo tiempo? Dios el creador y sustentador del Universo, tomo un cuerpo semejante al nuestro para darse a conocer y darnos así la oportunidad de entender quiénes somos, miserables pecadores que necesitan de arrepentimiento y fe en Cristo, para poder así disfrutar del verdadero sentido de la vida y gozar del perdón y de una eternidad junto a Dios, por creer que solamente la sangre de Cristo puede salvarnos. Porque la Navidad no se trata de nosotros, sino de El (Cristo), el Hijo de Dios, que vino al mundo a morir por los pecadores, entre los que nos encontramos tu y yo, y reconciliarnos con Dios. En eso consiste la magia de la Navidad.

El espíritu de la Navidad va más allá de regalos, comidas y fiestas, tiene que ver con nacer de nuevo. Dejar que ese niño que nació en Belén, para morir en una cruz, entre en nuestro corazón y lo llene de Su Amor, Su Paz y Su Gozo, para compartirlo con los que nos rodean. Pero el verdadero problema de la Navidad es que “Él no está”. Muchas familias viven sin Dios y sin esperanza en el mundo, y lo más triste, es que no quieren ni saber ni oír hablar de Él. Es cuándo Él no está que la Navidad carece de significado y de sentido, y pone de manifiesto la pobreza de nuestra alma y la vanidad de nuestra vida que pasa como un soplo.

Doy gracias a Dios por el privilegio de haberme permitido disfrutar de mi padre, durante muchos de los 89 años de su vida, por los recuerdos y momentos compartidos, que aunque ya no volverán, me han dejado un legado de ejemplos y vivencias que hoy enriquecen mi vida. Esta Navidad brindo por su recuerdo que siempre estará en mi corazón, y por la esperanza que Cristo trajo a mi vida hace 31 años, que me llenan de una Paz y un Gozo que solo Dios puede dar.

 

Una respuesta to “El no está”

  1. Yaquelin said

    Empieza un nuevo año…a seguir evangelizando.
    Dios te bendiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: